1532-1538. Estudios de medicina en París

Haciéndose llamar "Villeneuve", Miguel Servet estudió Matemáticas y Medicina en las facultades de París, centro de agitación religiosa en la época. Nicolás Cop, rector de la universidad, fue obligado a abandonar la ciudad tras un discurso inaugural considerado demasiado protestante. Un joven estudiante conocido de Miguel Servet, Juan Calvino, también tuvo que abandonar la ciudad y esconderse por haber escrito el discurso.

Durante el año siguiente, Calvino arriesgó su vida al regresar a París para reunirse con Miguel Servet y dar respuesta a los desafíos teológicos de éste. Miguel Servet, quizás temeroso de ser visto junto a un fugitivo, no se presentó. Obligado a dar testimonio de su postura religiosa, todavía no se sentía preparado para ser un buen defensor. "Por esta razón me retrasé," recordaba, "y también por la inmediata persecución, de manera que sólo deseaba huir hacia el mar como Jonás o a una de las Nuevas Islas."

Miguel Servet abandonó París temporalmente y empezó a ganarse la vida en Francia trabajando como corrector de pruebas en Lyon, ciudad considerada como uno de los lugares más importantes del mundo en la publicación de obras. Trabajó durante casi dos años para Treschel, un prestigioso editor. Miguel Servet se encargó de una nueva edición de la Geografía de Ptolomeo (1535), revisión necesaria a raíz de los recientes descubrimientos del Nuevo Mundo. Esta obra se vio enriquecida con muchas anotaciones mordaces, y una de ellas, que se refería a Palestina como un país muy pobre para ser la "tierra prometida", cita que le acarreó problemas por interpretarse que difamaba a Moisés.

Inspirado por algunas obras médicas publicadas por Trechsel, Miguel Servet decidió retomar sus estudios de medicina. Desde 1536 a 1538, fue estudiante de Medicina en la Universidad de París. Luego se unió a Vesalio como ayudante de Hans Gunther para realizar disecciones. Gunther escribió que "Michel Villeneuve" poseía un conocimiento de Galeno "insuperable." Miguel Servet no tardó en empezar a discrepar de Galeno en lo relacionado a la circulación pulmonar.Galeno había establecido que la oxigenación de la sangre se producía en el corazón y había asignado una función secundaria a los pulmones. Miguel Servet, habiendo examinado las paredes del corazón y apreciando el tamaño de la arteria pulmonar, concluyó que la transformación de la sangre, conseguida a través de la liberación de gases residuales y la inyección de aire, se producía en los pulmones. No se sabe con certeza si fue Miguel Servet o un contemporáneo suyo quien primero hizo este descubrimiento. Miguel Servet fue el primero en publicarlo. Aunque sólo expresó los nuevos conocimientos como una larga acotación metafórica a su obra teológica, él fue la primera persona en ofrecer una interpretación moderna de la respiración pulmonar.

En 1538 Miguel Servet, conocido como Villeneuve, se había envuelto en problemas con la Facultad de Medicina, el Parlamento de París y la Inquisición por haber mezclado la astrología con la medicina. A pesar de ser absuelto por la Inquisición, el Parlamento dictaminó que la obra que había sido publicada en defensa propia (Disceptatio Pro Astrologia) sería confiscada y que él desistiría de la práctica de la astrología. [más información]

Miguel Servet abandonó París poco después, quizás sin título, para ejercer la medicina en la zona de Lyon. Alrededor de 1540 se convirtió en el médico personal de Pierre Palmier, arzobispo de Vienne.