Biography of Michael Servetus by Neil Langdon Inglis

On anniversary of birth of Michael Servetus, Neil Langdon Inglis reflects on “a mind of agile ferment and wonder, cruelly snuffed out”.

Read the essay ”Michael Servetus” by Neil Langdon Inglis in Issue 20 of Interlitq

Resumen de la biografía de Miguel Servet

Miguel Servet es en muchos aspectos uno de los hombres más notables del siglo dieciséis; mientras que la trágica muerte que sufrió le convirtió en el primer y más insigne mártir para una fe cuya trayectoria estamos recorriendo. Los documentos sobre la vida de Servet son escasos e inconsistentes y las lagunas que contienen se han completado con toda una serie de conjeturas que, tal y como se ha demostrado posteriormente, han resultado ser erróneas.

1511-1530. Época inicial y primer contacto con la Reforma

Miguel Servet nació el 1511 en Villanueva de Sijena, pequeño pueblo de Aragón donde su padre había sido destinado tras ser nombrado notario real, un cargo de cierta relevancia y que permitía a su familia llevar una vida holgada. Sus padres eran fervientes católicos y se cree que, inicialmente, pudo habérsele encaminado al sacerdocio. Poco se sabe con certeza sobre la educación que recibió de joven, pero parece ser que demostró ser muy precoz y ya siendo un adolescente sabía latín, griego y hebreo y era muy versado en matemáticas y filosofía escolástica. A los catorce años entró al servicio de Juan Quintana, un erudito monje franciscano. [más acerca del contexto histórico].

1530-1532. Las primeras obras

Tras haber abusado de la hospitalidad recibida allí con continuas disputas teológicas, Miguel Servet se trasladó a un Estrasburgo más tolerante, donde conoció a los reformadores Bucer y Capito. En 1531 publicó De Trinitatis Erroribus (Sobre los errores de la Trinidad). Miguel Servet pensó que su libro convencería al nuevo estamento protestante de que reconsiderara la doctrina ortodoxa de la Trinidad tal como tradicionalmente se había interpretado desde el Concilio de Nicea en el siglo IV a través de los escolásticos del medievo tardío, para así reemplazarla con su propia teoría. Aun así, no tardó en sentirse decepcionado.

1532-1538. Estudios de medicina en París

Haciéndose llamar "Villeneuve", Miguel Servet estudió Matemáticas y Medicina en las facultades de París, centro de agitación religiosa en la época. Nicolás Cop, rector de la universidad, fue obligado a abandonar la ciudad tras un discurso inaugural considerado demasiado protestante. Un joven estudiante conocido de Miguel Servet, Juan Calvino, también tuvo que abandonar la ciudad y esconderse por haber escrito el discurso.

1542-1553. Médico en Vienne del Delfinado

Durante sus doce años de residencia en Vienne, el periodo más largo de tranquilidad en su ajetreada vida, Miguel Servet hizo fama y fortuna como médico y, al mismo tiempo, continuó trabajando como corrector de pruebas. En 1542, publicó una nueva edición de la obra de Ptolomeo suavizando algunos de los comentarios que anteriormente habían ofendido. Más tarde, preparó una edición de la Biblia de Pagnino, completada en siete volúmenes en 1545. Su introducción y las notas anticipan una crítica bíblica moderna y muestran un avance significativo en el grado de sofisticación si se compara con el de las obras teológicas de sus inicios.

1553. Obra final y últimos días

Cuando Miguel Servet publicó el Restitutio a principios de 1553, envió un ejemplar de anticipo a Ginebra. El texto impreso incluía treinta de sus cartas enviadas a Calvino. Poco después, a instancias de Calvino, la identidad verdadera de "Villeneuve" fue revelada a la Inquisición católica de Vienne. Tras su arresto e interrogatorio, Miguel Servet consiguió escapar de la cárcel. [Más información]. De camino posiblemente al norte de Italia, donde él pensaba que sus textos eran bien acogidos, se dirigió hacia la frontera con Ginebra.Reconocido en una iglesia de Ginebra, fue arrestado y juzgado por herejía ante las autoridades protestantes. [Foto: Catedral de San Pedro en Ginebra].

Detalles del juicio y la ejecución de Miguel Servet en Ginebra

El arresto en Ginebra

Aunque en Vienne se escapó del presidio, Miguel Servet no encontraba en el mundo un lugar donde sentirse libre para hacer lo que quisiera. No se atrevía a quedarse en Francia por miedo a ser capturado. Era igual de inseguro regresar al departamento del Rin, de donde había huido años antes y donde podrían todavía reconocerle. Impensable era también regresar a su tierra natal en la fanática España. Por lo tanto, decidió irse a Nápoles a ejercer su profesión entre los hombres del lugar, muchos de los cuales habían huido allí para disfrutar de mayor libertad religiosa. Primero pensó en cruzar los Pirineos y pasar por España pero el peligro de ser arrestado en la frontera le hizo desistir y, tras caminar sin rumbo fijo durante cuatro meses, al final optó por la ruta que atravesaba Suiza hasta el norte de Italia como la más segura. Afortunadamente para él, tenía dinero suficiente.

Análisis del caso de Miguel Servet 450 años después

Al juzgar todo este asunto, deberíamos evitar caer en el error de ser injustos con Calvino, siendo tan intolerantes y poco comprensivos con él como él lo fue con Miguel Servet. Merece ser juzgado basándose en los criterios de su propia época antes que a los de la nuestra, aun cuando los condenemos en comparación a los nuestros. Además de ser un hombre de extraordinarias habilidades, poseía muchos de los rasgos más atractivos de la personalidad. Se le considera el padre de la enseñanza popular y el propulsor de las escuelas públicas.