Dialogorum de Trinitate libri duo.1531

Contexto

A instancias de Ecolampadio, Bucer escribió una refutación del libro de Miguel Servet Trinitatis Erroribus, que nunca se atrevió a publicar, y le advirtió que aunque a él no le hiciera el más mínimo daño, el juez no le permitiría pasar más tiempo en Estrasburgo y ni él mismo podría interceder a su favor ante el juez. Por lo tanto, Miguel Servet regresó a Basilea, donde ya había vivido anteriormente dando clases de lengua. Se llevó con él una parte de la edición de su libro para venderlo allí o enviarlo a la feria del libro de Lyon. Aquí también se encontró con una profunda aversión hacia él. En consecuencia, escribió a Ecolampadio proponiendo abandonar la ciudad si eso era lo mejor pero también diciendo que deseaba publicar una retractación de lo que había escrito. Se le concedió indulgencia y el resultado fue que, a la primavera siguiente, publicó otro libro más corto, titulado Dialogorum de Trinitate, un diálogo ya que en esa época ésta era la forma preferida de tratar cualquier tema.

Esta nueva obra se llevó a cabo precipitada y descuidadamente pero, en apariencia, demostraba querer corregir los errores e imperfecciones del libro anterior, los cuales se debían, según él mismo, en parte a su falta de talento y en parte al descuido del impresor. Pretendía reforzar sus antiguos argumentos confrontando las objeciones que los reformadores habían formulado en su contra. Se enorgulleció de sí mismo al ver que no señalaban ni un solo pasaje de las Escrituras para desaprobar lo que había dicho. Está claro que omitió algunos de los puntos más censurables del primer libro y que replanteó sus puntos de vista con un lenguaje más cercano a la doctrina de la Iglesia pero, en cuanto a su principal propósito, se trataba del mismo pensamiento que antes, aunque expresado de forma más breve. Sus adversarios en modo alguno se apaciguaron y, como no disponía ni de amigos ni de dinero y su ignorancia del alemán le dificultaba poder ganarse la vida, se fue de la zona germana. Durante más de veinte años desapareció por completo como si se lo hubiera tragado la tierra.

Pasajes de la obra

“Sincero lector, me retracto aquí de todo lo que en siete libros he escrito últimamente en contra de la creencia generalmente aceptada sobre la Trinidad. No porque sea falso sino porque está incompleto y expresado como si lo hubiera redactado un niño. Sin embargo, ruego que lo recuerde, pues podría serle de ayuda para comprender lo que a continuación se dirá. Por otra parte, el motivo por el cual se trata de un libro tosco, confuso y lleno de errores, debe atribuirse a mi propia falta de experiencia y a la despreocupación del impresor. Tampoco es mi intención ofender a ningún cristiano de este modo, pues Dios mismo, algunas veces, acostumbra a dar a conocer su propia sabiduría a través de los instrumentos más ridículos. Le ruego, por lo tanto, que preste atención al asunto, pues si lo hace, mis palabras vacilantes no le serán ningún obstáculo. Vaya con Dios".

 /***/

“Petrucius: Puedo oír la voz del hombre que estaba buscando. ¡Detente! ¿Qué estás murmurando aquí solo? Miguel: Me siento profundamente atormentado cuando veo que las mentes de los cristianos están tan alejadas de cualquier conocimiento sobre el Hijo de Dios. Petrucius: Yo también he visto como algunos de ellos se dejaban llevar por sus mentes totalmente enfurecidas en contra tuya porque te has propuesto quitarles gran parte de sus dioses. Miguel: ¿Por qué razones, o según qué Escrituras, me condenan?“

Traducido por WILBUR, E.M. The two treatises of Servetus on the Trinity. Londres: Harvard University Press, 1932, pág. 189.

Ediciones

Dialogorum de Trinitate libri duo. De Iustitia regni Christi, capitula quatuor. Per Michaelem Serveto, alias Reves, ab Aragonia Hispanu Haguenau, 1532. Publicado por Johann Setzer. Un segundo texto sobre la Trinidad de 19 páginas, a las cuales añadió un tratado de 25 páginas más, De Iustitia regni Christi, capitula quatuor. Se conservan varias copias en distintas bibliotecas. Reimpreso en Regensburg, 1721.

Traducciones

Inglés: en 1932 por Earl Morse Wilbur (1932). Se han reimpreso las tres obras: Servetus, M., De Trinitatis erroribus libri septem, 1531. Dialogorum de Trinitate libri duo, 1532. De Iustitia regni Christi, capitula quatuor, 1532. Minerva G.m.b.H., Frankfurt a.M. 1965