Zaragoza se despide del año Servet recuperando su imagen

Heraldo de Aragón, Viernes, 22/10/2004
Por LARA COTERA. Zaragoza

Dos congresos analizan la figura del humanista. Los actos se cerrarán con la inauguración de una estatua en el hospital que lleva su nombre. Pie de foto: La escultura representa al Servet doliente que esperaba en prisión a que llegue su hora

El año que ha servido para conmemorar el 450 aniversario de la muerte de Miguel Servet entra en su recta final y Zaragoza se convierte a partir de hoy en la capital de su legado humanístico y médico.

Por una parte, el Instituto de Estudios Sijenenses Miguel Servet inaugura esta tarde (17.15) un Congreso Internacional de clausura del año servetiano en el Museo Provincial de Zaragoza. Entre hoy y mañana -cuando las conferencias se trasladarán a la localidad natal de Servet, Villanueva de Sijena-, van a participar en el encuentro los principales especialistas en la figura y obra del sabio. Filólogos como Ángel Alcalá, doctores como Fernando Solsona o teólogos como José Bada analizarán el divorcio de los planteamientos servetianos con los de la Reforma, el legado religioso de Servet o la convivencia de los pueblos en el siglo XXI. Además, durante el congreso se proclamará el "Manifiesto Servetiano de Sijena", un documento escrito para la ocasión que engloba el ideario del Instituto de Estudios Sijenenses Miguel Servet.

"Servet fue el fundador del pensamiento crítico, de la libertad de conciencia, y en ello incide este congreso", explicó ayer el secretario general de la institución, Sergio Baches. Además, mañana se presentará un documental .

inédito sobre "La vida de Miguel Servet: Dios, el reformador y el hereje", dirigido por el alemán Oliver Eckert. Servet, a las puertas del Servet Pero los actos en memoria del aragonés, conocido a nivel internacional porque murió en la hoguera, condenado por Calvino, defendiendo sus ideas hasta el último momento, continúan la semana que viene en el hospital zaragozano que lleva su nombre.

Con la intención de acercarse a la obra y a la figura del humanista "como símbolo de la Europa renacentista", el centro sanitario celebra unas jornadas durante los días 26 y 27 de octubre que tienen como símbolo principal la .

inauguración de una estatua de Servet que, a partir de la semana que viene, "recibirá" a los pacientes en la entrada del Materno-Infantil.

Esta escultura se ha obtenido del mismo modelo que ha descansado durante casi un siglo en los sótanos del Museo de Bellas Artes de Zaragoza. Fue un regalo que una escultora suiza, Clotilde Roch, hizo a la ciudad en 1908. Existe una réplica, creada por la misma artista, en la localidad francesa de Annemasse, cerca de la colina donde fue quemado el sabio.

La que se colocará en el hospital Miguel Servet el próximo día 27, a las 12.00, es de bronce (se ha utilizado el modelo en yeso que Roch regaló a la ciudad hace un siglo) y representa al Servet doliente que esperaba en prisión a que llegue su hora. El historiador de arte Manuel García Guatas, uno de los principales "responsables" del hallazgo, destacó ayer que la obra se ubicará sobre un pedestal "para realzar el gesto sentado y abatido".

A estas jornadas acudirán también algunos de los especialistas que participarán en el congreso que comienza hoy, como José Ramón Bada, Ángel Alcalá y Fernando Solsona. Las conferencias serán cuatro y comenzarán el día 26, a las 17.00, en el salón de actos Muñoz y Fernández. En todas ellas se abordarán aspectos relacionados con la vida profesional y las ideas de Servet, al que el catedrático de Urología de la Universidad de Zaragoza, Luis Rioja, definió ayer como un verdadero "Da Vinci a la aragonesa".

"Fue siempre un avanzado de su época. Tenía conocimientos brillantes de Medicina, Derecho, Geografía y sobre todo, era para él fundamental el compromiso humano y la convicción de sus ideas, que junto a las de Kant, configuraron el pensamiento moderno".